Los putos hackers chinos.

La verdad es que cansa bastante que cada dos o tres meses, a un criajo cretino allá en la lejana china, donde la opacidad del regimen es tal que no se puede invertigar la procedencia de los ataques, se le ocurra atacar, con una red de ordenadores zombies un pobre servidor indefenso.

Entiendanme, queridos lectores. Me la sopla ampliamente que 50 chinos commies intenten tirar la web del pentagono, que se jodan. Tienen medios suficientes como para pagar a los mejores expertos en seguridad del mundo entero. Lo mismo con los bancos. ¿de que vivirían los expertos en seguridad -y algun que otro administrador de redes- si no fuera por estas cosas?

Pero cojones, atacar a un server donde se hospedan webs gratuitas, que ya de por si estamos puteados y agobiados, compartiendo un ancho de banda infimo entre tropecientos, con constantes denegaciones en las consultas a la base de datos, con caidas esporádicas por el volumen del trafico… manda webos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *